Empleo 01 - Inicio  
 
  Ingresá | Registrate  
 
     
 

Consejos de Empleo 01

¿Cómo realizar un curriculum?

Las empresas solicitan nuevos requisitos para cubrir nuevos puestos de trabajo. Si sabemos satisfacer esos requisitos de la forma más atractiva, conseguiremos estar en posición ventajosa frente a nuestros competidores en la búsqueda de trabajo.

Introducción

Los perfiles solicitados por las empresas cada vez son más especializados, requieren una serie de actitudes y habilidades para cubrir unos puestos determinados. El Curriculum Vitae (CV) es la vidriera de tu formación, tu experiencia y tus habilidades.

Debido al desarrollo tecnológico de la industria, hay un menor requerimiento de mano de obra. Este hecho, unido a factores como el aumento de población, la incorporación de la mujer al trabajo y el boom de los servicios hace que cada vez se solicite personal más y más calificado, con mayor grado de especialización y adaptación a las nuevas formas de trabajo.

Cada vez es más importante, no sólo el nivel de conocimientos adquiridos durante la carrera o experiencia en el oficio, sino también poseer una serie de características personales, habilidades y actitudes que los trabajadores han de desarrollar en su puesto.

 El problema surge cuando esas actitudes y conocimientos se tienen pero no se saben comunicar de una forma adecuada.

Como realizar tu Curriculum

En primer lugar, es imprescindible tener en cuenta algunos aspectos previos a la elaboración del Curriculum Vitae:

1. El proceso de Auto-Análisis: Actitudes, Aptitudes, Hábitos, Conocimientos, Experiencia...

2. La Carta de Presentación: Formato, Contenido, Extensión, etc.

3. La Creación del Curriculum Vitae: Una vez realizados todos estos pasos previos nos centraremos en el CV: Extensión, Contenido, Aspectos a Resaltar, Aspectos que debes omitir, Formato, Vocabulario, Estructura, etc.

1. El Proceso de Auto-Análisis

Es el estudio, con detenimiento, de nuestras características de personalidad (actitudes, puntos fuertes y débiles, hábitos, logros, aptitudes, etc.). Tenemos que conocernos bien para poder ofrecer al mercado laboral las soluciones que esperan de nosotros. A partir de este conocimiento, estaremos capacitados para decidir las empresas, puestos, condiciones en las que estamos interesados.

 Vamos a analizar qué debemos entender por cada una de las características personales mencionadas anteriormente.

Actitudes: Son elementos condicionantes de la conducta (innatos y adquiridos); patrones a través de los cuales, la conducta se adapta, se ajusta al medio.

Aptitudes: Es la predisposición para llevar a cabo una actividad física o mental. Son en su mayor parte innatas, pero se potencian y desarrollan, o por el contrario se atrofian, en función de los estímulos que le ofrezcamos.

Puntos fuertes y débiles: Son las partes a aprovechar o desechar de nuestro comportamiento. Su localización se obtiene, haciendo un análisis exhaustivo de los dos puntos anteriores y de nuestra trayectoria personal, y su conocimiento se basa en la experiencia y en la capacidad de ser crítico con uno mismo.

Hábitos: Son mecanismos automáticos de conducta que habitualmente realizamos en tareas intrascendentes.

Logros: Se trata de hacer una recapitulación de todo lo que hemos conseguido en nuestra trayectoria.

Invertí 10 minutos en pensar cuales son tus aptitudes, actitudes, hábitos y disposiciones frente al mundo laboral.

  La realización de los siguientes cuadros te ayudará en gran medida a conocer cada una de estas características de tu personalidad. Trata de responder con la mayor sinceridad posible.

CUADRO DE ACTITUDES

 

 

NO

NO LO SÉ

Otorgo mayor importancia al trabajo que a mi familia      
Tengo un compromiso ético-moral con un colectivo o idea      
Me atrae más el dinero que el tipo de trabajo que desempeñe      
Mis ideas condicionan mi concepción sobre los demás y mis relaciones con ellos      
Necesito la compañía y la consideración de mis colegas / jefes de trabajo      
Valoro la seguridad y estabilidad por encima de otras consideraciones      
Planteo la movilidad y el cambio como instrumentos para mi enriquecimiento      
Acepto retos en solitario      
Me gusta tener poder de decisión en mi trabajo      
Soy entusiasta en lo que realizo      
Me gusta aceptar responsabilidades y doy la cara cuando tengo que darla      
No me agrada trabajar sólo      
Prefiero trabajar por objetivos      
 

 

CUADRO DE ACTITUDES

 

BIEN

REGULAR

MAL

Comprensión de textos      
Escritura      
Presentaciones orales      
Identificación de problemas      
Nuevas aproximaciones a problemas      
Facilidad para investigar      
Realización de Estudios      
Capacidad de liderazgo      
Trabajo en equipo      
Capacidad de persuasión      
Capacidad de venta      
Planificación de tareas      
Organización efectiva del Tiempo      
Trabajo Individual      
Seguimiento de Instrucciones      
Proyectos a largo plazo      
Trabajo minucioso      
Capacidad numérica
 

 

CUADRO DE HÁBITOS / DISPOSICIÓN

 

NO

NO LO SÉ

Movilidad Geográfica      
Disposición a viajar      
Condicionantes familiares      
Condicionantes afectivos      
Otros condicionantes (salud...)      
Preferencia horario estricto      
Preferencia horario flexible      
¿Trabajar más de las 8 horas diarias?      
Disposición a renunciar a otras actividades      
Continuar formación      
Importancia del ambiente de trabajo      
Asumir responsabilidades
Preferencia por un entorno competitivo
Preferencia por un trabajo de acción
Preferencia por un trabajo de análisis
Vivir sólo
Dormir en Hoteles
Otros...      
       
 
 

Una vez que has reflexionado sobre tus características personales, debes también reflexionar sobre aquellos aspectos de tu formación académica y conocimientos que consideres que pueden representar una ventaja o un punto fuerte a la hora de enfrentarte a un proceso de selección: Carreras, Cursos, Posgrados, Idiomas, Habilidades, Conocimientos.

Del mismo modo, deberás incluir en tu análisis las posibles experiencias laborales, reflexionando sobre las ventajas te han reportado, tanto a nivel personal como profesional.

2.  La Carta de Presentación

La carta de presentación es la introducción al Curriculum. De ella se desprenden las primeras nociones que el seleccionador puede tener de nosotros. Ten en cuenta que bien puede impresionar favorablemente, o bien puede crear una predisposición negativa hacia nuestra candidatura, por ejemplo, como consecuencia de presentar una carta fotocopiada, o a la que sólo se le modifican datos puntuales para adecuarla a cada solicitud de trabajo específica.

No olvides que la carta es leída siempre, aunque sea inercialmente, y por ello debes intentar omitir cualquier error ortográfico, de tipeo, etc.

Existen dos tipos de cartas de presentación:

1.      La que se envía, junto al C.V., en respuesta a ofertas concretas de empleo.

2.      La "no solicitada", sin ser respuesta concreta para cubrir ningún puesto.

Algunos consejos comunes para la realización de ambos tipos de cartas son los siguientes:

- No repitas lo que posteriormente vas a desarrollar en el C.V.; sin embargo, sí puedes utilizar la carta para resaltar los aspectos o cualidades que mejor se ajustan a los requerimientos del puesto.

- Evita un tono excesivamente efusivo, tanto en el saludo como en el interés que manifiestes por el puesto.

- Es conveniente dirigirla a una persona concreta, y evitar destinatarios genéricos.

- Es importante señalar dos o tres características significativas o puntos fuertes por los que consideramos que sería beneficioso para la empresa el contratarnos.

- La estructura de la carta incluye un comienzo, (indicando por qué te diriges a la empresa), una referencia a tus fortalezas y a tu interés en la compañía, una referencia al currículum que adjuntas, y por último quedar a disposición de la empresa (para posteriores contactos, entrevistas, etc.).

- Deben ser realizadas por computadora.

- Es conveniente enviar carta y C.V. sin efectuar demasiados dobleces en el papel.

- Firma personalmente la carta.


En la carta de presentación del tipo "no solicitada", además es importante:

- Concretar qué se requiere: en que departamento o área funcional se desea trabajar.

- Personalizar la carta en medida de lo posible, hay que evitar que se produzca en el lector la sensación de encontrarse ante una carta tipo "copiar y pegar". Para ello, se puede poner el nombre de la empresa, sector al que pertenece y lo interesado que estás por desarrollar tu carrera en él, etc.

3. La Creación de un Curriculum Vitae

No debes olvidar nunca que tanto la carta, como el CV, son las dos únicas vías de representación que vas a tener por el momento, y que es sobre estos que se va a emitir el juicio. Solo en caso de ser este juicio favorable, serás citado para la entrevista, y entonces tendrás que demostrar personalmente las expectativas que has creado.

Así, cuando te sientes a redactar un curriculum debes estar centrado en reflejar lo mejor de vos en él. A continuación te contamos unas reglas prácticas que te serán de gran ayuda.
 

Las Seis Reglas de Oro de un Buen Curriculum

I - Un buen CV se escribe en una carilla, a lo sumo en dos.

Unos consejos útiles:

  • No emplees dos palabras para lo que puedas decir en una. Por ejemplo: NO escribas: "Mi función como Jefe de Mantenimiento era...". Escribe: "Jefe de Mantenimiento. Funciones:...". Las palabras "mi función"  y "como" no aportan nada.
  • No escribas frases inútiles que no aportan nada. Por ejemplo: NO escribas: "Cuando llegué no había un plan de mantenimiento preventivo y debí ocuparme de su desarrollo e implantación". Escribe: "Desarrollo e implantación del plan de mantenimiento preventivo".
  • Evita frases hechas" y redundantes. "Quiero poner en su conocimiento que...".
  • Expresa una idea en cada frase.
  • Utiliza:
    • Palabras cortas
    • Frases cortas
    • Párrafos cortos

Esto te va a ahorrar el 30% de tus problemas de comunicación escrita.

II- Refleja en el CV que  reúnes las exigencias del puesto de trabajo

Al igual que nunca hay dos personas iguales, tampoco hay dos empresas iguales, y menos dos puestos de trabajos iguales.

Aunque las empresas sean del mismo sector, tengan el mismo tamaño y, supongamos que hasta tienen la misma cultura empresarial, siempre habrá un montón de cosas que las diferenciaran y, entre las más importantes, está el que las personas que las componen son diferentes.

Por lo tanto, si esto es así, tu Curriculum deberá reflejar las diferencias, deberá hacer mayor énfasis en aquellas características, tanto personales como profesionales, que posees, que te hacen especialmente apto para el puesto.

III- El CV se debe enviar siempre en original

Olvídate de las fotocopias. Deberás imprimir un original para cada solicitud. Recuerda que el Curriculum es, por el momento, el único espejo que el seleccionador tiene de vos;  por esto, cuida mucho la imagen y presentación.

Consejos prácticos:

  • Si te la solicitan, envía siempre una fotografía original o correctamente digitalizada. Es preferible no incluirla, a menos que expresamente la soliciten, si esta no se visualiza correctamente y es reciente.
  • El tipo de papel elegido puede ser opcional, pero eso si, elige un papel consistente. (normalmente tamaño A4). El color no tiene por qué ser blanco. Puedes optar por amarillos, azules; siempre tonos muy discretos.
  • Cuida no solo la presentación, sino el diseño de ésta. Recuerda que un Curriculum original puede decirnos mucho de la creatividad de la persona, y este aspecto hoy en día es valorado en todos los puestos.

IV- Un buen CV debe estar bien estructurado

Cada dato debe estar perfectamente localizado en el Curriculum, debe estar en el apartado que le corresponde para que sea fácilmente localizable, para que la interpretación sea fácil y no deje lugar a ninguna duda de que eres el candidato adecuado.

Normalmente los apartados de un Curriculum siguen el siguiente orden:


Datos Personales:

  • Nombres y Apellidos.

  • Dirección: Calle, número, piso, dto, localidad y código postal.

  • Teléfono, Teléfono Celular

  • Dirección de correo electrónico

  • Nacionalidad

Experiencia Profesional

Por cada experiencia: Nombre de la empresa.  Fechas de Permanencia.  Área. Puesto. Funciones

Con respecto a reflejar tu historia profesional puedes utilizar un orden cronológico directo, desde la primera empresa a la última, o un orden cronológico inverso, desde la última a la primera, dependerá de la experiencia que más te interese resaltar.

Formación Académica

Nos estamos refiriendo a los estudios oficiales. Sólo se deben reflejar los de mayor rango. Si has realizado alguna carrera universitaria la debes reflejar en primer lugar, antes de poner la enseñanza oficial.

La secuencia sería:

Titulo.  Institución.  Fechas de Inicio y Fin. Ciudad.

Formación Extra Académica

Refleja aquellos cursos que tengan una especial relevancia con respecto al puesto de trabajo por el que te interesas, o bien que tengan un prestigio reconocido, o que sean de larga duración. No olvides indicar las horas de duración: 100h.

También puedes añadir participación en seminarios o jornadas, siempre y cuando estos tengan una relación muy directa con el puesto solicitado.

En esta sección podés incluir habilidades o conocimientos adquiridos por experiencia. Por ejemplo utilización de herramientas o maquinarias, operación de programas de computación, conocimientos de normas internacionales y otras

Consejo: No inundes el Curriculum de cursos breves y poco recientes. Esto puede ayudar al seleccionador a despistarse de la información que realmente te interesa resaltar.

Idiomas.

Lo que importa son los idiomas que conoces y en que grado los dominas, bajo, medio, o alto; si solamente los traduces, los hablas o puedes escribirlos.

Con respecto al grado de dominio, sé realista, no reflejes ni más ni menos que la realidad.

Otros Datos de Interés

Este apartado es opcional y dependiente del puesto a ocupar En él puedes incluir datos interesantes de destacar, pero difícilmente encuadrables en los apartados anteriores, tales como:

  • Movilidad geográfica y laboral: en caso de aceptar el desplazarte temporalmente o ubicarte en zonas geográficas diferentes.

  • Carnet de Conducir: No olvides indicar la categoría.

  • Posesión de vehículo propio.

Consejo: Hasta hace tiempo, era habitual contemplar un apartado último de Hobbies o aficiones; sin duda influencia de los países anglosajones. Actualmente esto ha caído en desuso, considerándose incluso infantil. Este dato constituye mas una pregunta típica de la entrevista personal, que un dato a incluir en el currículum.

V - Es conveniente que feches el CV

Un detalle que a muchos pasa desapercibido, es la conveniencia de incluir la fecha en el Curriculum ya que le otorga una referencia en el tiempo, tratándose de tu situación profesional en este momento y pudiendo lógicamente variar.

Otro detalle que aconsejamos es que NUNCA firmes el Curriculum, ya que tu firma queda ya incluida en la carta de presentación que adjuntas. Solo en caso de entregar el Currículum en mano y sin carta, puedes optar por firmarlo.

VI- Destaca tus cualidades pero nunca mientas

Recuerda que un buen CV debe ser:

  • Claro, concreto y conciso, la extensión mínima y máxima debe ser de 1 ó 2 páginas.
  • Facilita su lectura en todo lo que puedas.
  • Realizado por computadora, sin errores ni correcciones
  • Espaciado y con amplios márgenes
  • Remarca los titulares y aspectos más importantes o interesantes
  • Cuida todos los detalles (abreviaturas, fechas, etc.)

A continuación te ofrecemos un listado de los verbos más utilizados a la hora de elaborar un CV, éstos te ayudarán a expresar de forma breve tus logros y conocimientos:

Logré, Fundé, Promoví, Tuve éxito, Obtuve, Generé, Propuse, Reemplac, Aprobé, Encabecé, Proveí, Supervisé, Construí, Implementé, Compré, Concluí, Completé, Mejoré, Recomendé, Delineé, Concebí, Improvisé, Rediseñé, Deduje, Consolidé, Instalé, Reorganicé, Adiestré, Controlé, Innové, Investigué, Transferí, Convertí, Instituí, Revisé, Transformé, Creé, Presenté, Proyecté, Traduje, Corté, Inventé, Presté servicios, Ajusté, Envié, Lancé, Fijé, Revelé, Demostré, Guié, Simplifiqué, Unifiqué, Diseñé, Mantuve, Vendí, Aclaré, Desarrollé, Administré, Solucioné, Utilicé, Ideé, Negocié, Incité, Dejé vacante, Dirigí, Operé, Proveí personal, Verifiqué, Dupliqué, Organicé, Comencé, Amplié, Gané, Originé, Modernicé, Vencí, Edité, Ejecuté, Fortalecí, Retiré, Eliminé, Planifiqué, Extendí, Trabajé, Establecí, Procesé, Estructuré, Escribí, Expandí, Produje

Cómo te ayuda Empleo 01 a crear un buen Curriculum

Los formularios de  Empleo 01 están desarrollados para cumplir con los apartados mencionados anteriormente: Datos personales, Experiencia laboral, Formación, Habilidades y conocimientos. Preferencias Laborales. Con los mismos no olvidarás ninguna y sección.

Además las empresas seleccionadoras está acostumbradas al formato presentado y encuentran fácilmente la información que les interesa.

Creado: 2008-10-09 05:10:54  - Autor: Empleo 01

| Volver a Consejos de Empleo 01 |